Reseña Histórica

Hace 80 años en el barrio de la Chimba, específicamente en Dávila Baeza 788, comuna de Recoleta, cerca de Estación Mapocho, las puertas del liceo se abrieron por primera vez a la educación un 30 de Junio de 1938, fundado con el nombre de Escuela de Artesanos. Recibe su reconocimiento oficial el 1 de Julio de ese mismo año de puño y letra del presidente de la época don Arturo Alessandri Palma.

Desde sus inicios, la Escuela de Artesanos fue conocida a lo largo de nuestro país, recibiendo a jóvenes desde Arica a Punta Arenas para iniciar sus estudios en Hojalatería, Gasfitería y Plomería, lo que obligó a crear un Internado y Medio Pupilaje con horario completo, recibiendo alumnos incluso de Isla de Pascua.

En 1941, cambió el nombre por Escuela Nacional de Artesanos de Instalaciones Sanitarias, ENAIS y se crearon las especialidades de Instalaciones Sanitarias, Enchapaduría en Metales y Mecánica en Aviación. Mas adelante pasó a ser la Escuela Industrial Superior N°1 y posteriormente, el Liceo Industrial A-19.

En la década de los 60, el liceo se traslada a las dependencias de la que fuera la Central de Leche de Santiago, industria que transformó el entorno con la creación de barrios y siendo hoy estudiado por centros universitarios y de investigación histórica.

Ya en 1993, cuando el Ministerio de Educación estaba a cargo del Sr. Ricardo Lagos E., expresidente de la República, se convirtió en el actual Liceo Industrial de la Construcción Víctor Bezanilla Salinas, administrado desde 1988 por la Corporación Educacional de la Construcción, COREDUC.

Hoy nuestro liceo cuenta con el Desempeño de Excelencia de parte de MINEDUC y pertenece a una red de centros que se distingue por su gestión, efectividad y clara formación humana y valórica, que nos destacan a nivel nacional.