Reseña Histórica

En el año 1970, un grupo de profesores concibió la idea de crear un liceo Técnico Profesional en la comuna que hasta entonces era Conchalí. Su carácter sería eminentemente técnico del área de la Construcción.

La idea encuentra acogida en las autoridades del Gobierno y del Ministerio de Educación, puesto que en esos años existía una gran demanda de liceos técnicos profesionales. Esto sumando a que la comunidad de Muñoz Gomero representada por un grupo de parceleros, habían destinado un terreno para la posible construcción de un liceo, lo que hizo posible concebirlo. 

El Ministerio de Ecuación realizó los trámites de donación del terreno y ordenó a la sociedad constructora de establecimientos educacionales concretar dicho proyecto, realizando los planos correspondientes. Pos su parte, el Ministerio de Hacienda destinó los recursos económicos para la construcción de la primera etapa, iniciando la instalación de faenas el año 1971-1972. Reanudándose el año 1974.

La inauguración del establecimiento se realizó el 03 de Mayo de 1975, llevando el nombre de Liceo Industrial Nº 6, con las especialidades de Construcción habitacional, Instalaciones sanitarias y Mueblería.

Su primer director fue el profesor Sr. Washington Despot Vega, en esos años se alcanzó una matrícula de 1700 alumnos provenientes de todas las comunas de Santiago. Se trabajó en dos jornadas Diurna y Vespertina, cabe recordar que en todo este sector no había luz eléctrica, calles sin pavimento y un sinnúmero de otras privaciones que con la llegada del establecimiento educacional fueron solucionadas. Así la comunidad se vio beneficiada con la inclusión de nuestro liceo.

En el año 1979, el gobierno de la época propició la idea de traspasar los liceos Técnicos Profesionales a Instituciones Privadas, de la misma área, por esta razón una comisión de profesionales de la Cámara Chilena de la Construcción, junto con el Ministerio de Educación decidieron concretarlo.

El liceo Industrial A-37 fue traspasado a la Corporación Educacional de la Construcción el 22 de noviembre de 1982, siendo su primer Director el Sr. Domingo Valdés Vega (1983-1988). Su nominación como Liceo Técnico Profesional Rafael Donoso Carrasco, data de 1985, en honor a este destacado profesional y empresario fundador de la Empresa Constructora Desco (1938).

Entre los años 1988 y 1992 asume como Director, el Profesor don Enrique Le-Beuffe Rocandio, siendo subrogado por el Director Interino, profesor Sr. Domingo Espínola. Posteriormente, asume la dirección el Sr. Franz Sieber Riedl, desde 1992 hasta el año 1995; luego el Profesor Sr. Manuel Godoy Ahumada, hasta el año 2000. En 2001, su Director fue el Sr. Carlos Sánchez Tapia, siendo subrogado ese mismo año, por la directora interina, Profesora Sra. Virginia Moya Lara.

La característica que diferencia al liceo es que todas sus especialidades (Edificación, Electricidad, Instalaciones Sanitarias y Administración), se imparten en la Modalidad Dual, metodología que contempla dos lugares de aprendizaje complementarios: el liceo y la empresa, permitiendo con esta estrecha relación adecuar los procesos educativos, a los requerimientos del mundo del trabajo, especialmente en lo que respecta al sector de la Construcción.

A través del tiempo, nuestro establecimiento ha alcanzado un alto prestigio en la comunidad de la zona norte de Santiago, gracias al aporte que realiza a la Enseñanza Técnico Profesional del Área de la Construcción y a la constante formación valórica del alumnado y sus familias. Así también a distintas instituciones de la comunidad a través de diferentes servicios que el Liceo presta, tales como: Nivelación de Estudios para Adultos, Cursos de Capacitación en el Área de la Construcción y diferentes arreglos en infraestructura en general.

Actualmente cuenta con 49 funcionarios los cuales se desempeñan según la siguiente distribución: 5 directivos, 1 orientadora, 24 docentes, 3 paradocentes, 8 administrativos, 1 bibliotecaria, 4 auxiliares, 1 monitor de básquetbol, así como también la asistencia espiritual de un Sacerdote y un Monitor de Pastoral

En infraestructura, el establecimiento cuenta con un edificio de dos pisos, 17 salas de clases, 4 talleres de especialidad con sus respectivos pañoles de herramientas y laboratorios, 2 laboratorios de informática, 1 laboratorio de ciencias, 1 sala multimedia, 1 salón de actos, 1 centro de recursos para el aprendizaje, 1 Oratorio Ecuménico (Capilla), dependencias administrativas, 3 baños alumnos, gimnasio techado, una multicancha, 2 camarines y patio.